martes, 20 de septiembre de 2011

LAS ROSAS HABLAN DE SUS ESPINAS (Historia 1)

DE: MAMI MEDICA EN EMBARAZO
(Edición 21/09/2011 Mejorada por su autora Dra. Tatiana Quintero)

Aquí estoy yo, una médica general, haciendo una maestría en medicinas alternativas (porque amo lo natural), siendo una enérgica fan de la naturaleza y de cómo deben ser las cosas, viviendo la semana 12 de mi segunda gestación.

Aunque sueño con la idea de un parto ojalá en casa o en alguna institución amiga de la mujer tengo que ser consciente de la realidad. Las salas de parto en nuestro país (o por lo menos en Bucaramanga) son frias (literalmente), estériles (casi siempre), solitarias (ay qué susto), con muy buenos profesionales que están muy cansados (porque los médicos y las enfermeras trabajamos muy duro) y que no quieren arriesgar sus carreras profesionales por prestarle atención a los deseos de una madre rara que no se pinta las uñas para no intoxicar al hijito en su vientre, que no se pinta las canas por el mismo motivo, que no se aplica perfumes porque las fragancias son disruptores hormonales para el bebe, que no usa desodorantes con sales de aluminio para que las teticas estén limpias y sanas pal chiquitín, que no come tartrazina pa que le salga quietico (con el primero no me funcionó!), que lee etiquetas (y sus amiguitas también Gracias MuzMa!), que no se quiere montar a la mesa de partos y que quiere parir agachada, en su propia habitación y acompañada de su esposo y su hijo, pero no la dejan porque "si algo sale mal, no nos podemos defender legalmente".

Aunque soñar con la defensa de los derechos de la mujer es el inicio del cambio, creo que en estas 28 semanas que me faltan tendré que hacerme a la idea de que mi segundo parto será muy parecido al primero. Debo empezar diciendo que sí me dejaron hacer todo el trabajo de parto agachada, nadie me obligó a quedarme en la cama, Gracias a Dios y a las enfermeras de turno!

Pero sí debo mencionar que me aplicaron Tramal intravenoso (y yo era médica y no lo pude impedir), oxytocina muy por encima de la dosis que yo sabía era segura, amniotomia cuando tenía 4 cm de dilatación (me rompieron la fuente), me acostaron en la cama de partos (que es tan incómoda! )

Pido perdón a todas las mamis que parieron en una cama de partos porque yo se los ordené y me uno a las que parieron en la cama de la habitación porque yo se los permití y tuvimos partos buenísimos, cierto?) Kristeller (una maniobra para ayudar cuando el parto es difícil) desde el principio del expulsivo, con una enfermera grandotota haciendome presión en la barriga con el codo y el ginecólogo diciéndome "puje mija". Cómo carajos iba a pujar si ni siquiera podía respirar?

Episiotomia mediana (en lenguaje materno "me unieron") y suturas separadas (no continuas) MUY DOLOROSAS, no me fue permitido sostener a mi bebe en el pecho una vez nació, no me fue permitido lactarlo antes de que lo vistieran y en la habitación de hospitalización la mañana siguiente la enfermera Jefe me llamó la atención en público cuando enfáticamente (pero en privado) le dije que le agradecía su interés pero que no iba a alimentar a mi bebé con fórmula, que se podía llevar el tetero. Me llamó arrogante y me dijo que recordara que en esa habitación yo era una paciente, no una médica. Que era mi responsabilidad si el bebé hacía una hipoglicemia (bebe sano, de peso normal 3450gr, pegado a la teta en el momento en que ocurría esa conversación).

Si eso nos pasa a las madres médicas, qué podrán decir las mamis que también quieren un proceso natural y que no tienen muchos conocimientos médicos de base para defenderse?

Sigamos soñando, sigamos haciendo lo nuestro, pero desafortunadmente la realidad nos seguirá golpeando por un tiempo y seguiremos pariendo en clinicas, solas, con mucho susto pero afortunadamente, casi siempre, con muy buenos profesionales a nuestro alrededor, que hacen las cosas como nos han enseñado, convencidos de que lo estamos haciendo bien, por el bien de las mamis que atendemos.

Gracias a los médicos, enfermeras, instrumentadoras, personal paramédico que ha antendido tantos partos haciendo todo con el mejor esfuerzo y realmente tratando de hacerlo bien.

Una invitación para todos: Volvamos a lo natural, con el conocimiento que tenemos ahora. Estoy segura de que podremos lograr una buena combinación.

Felicidades a todas las mamis y luchemos por el respeto a nuestros derechos de maternidad (aunque todos nos atropellen en el gran dia!)

Tatiana Quintero.


QUERIDA MAMI MEDICA EN EMBARAZO.

Has descrito con desesperanza pero soñar es gratis y bien vale la pena, pues nos acerca día a día a nuestras aparentes utopias.

¡Nos han robado el parto!... pero tenemos oportunidad de recuperarlo si unimos nuestra voz, ¡No somos pocas en Colombia! Somos las mujeres las protagonistas de este momento y no los profesionales y trabajadores de la salud que nos rodean. Que SI deben estar pero prestos a intervenir SOLO SI fuese necesario y en lo necesario. Sin entorpecer el fluir de la poderosa naturaleza que nos acompaña pero que aparece bloqueada, timida y temerosa en ambientes hóstiles,  irrespetuosos, egocéntricos y machistas.

Nadie desconoce las bondades y beneficios que ha traído la Medicina y sus Especialidades a la vida de muchos en alto riesgo para nacer y para vivir. Nadie desconoce a los excelentes profesionales de la Ginecología y la Obstetricia, sin embargo es necesario revisar cómo estan naciendo nuestros niños y niñas , y avanzar de un parto mecanizado a un parto humanizado.

El embarazo no es una enfermedad, aunque amerita la atención de políticas públicas que lo protegan por la vital importancia para la salud física y emocional de quien germina y abre paso con derechos propios aunque aun no haya nacido. Es importante empoderar a las mujeres con su propia naturaleza.

El embarazo, el parto y la lactancia son procesos sexuales que merecen respeto e intimidad. Las evidencias científicas son muchas y es imposible que pretendemos ignorarlas! Basta solo con buscar en la Web sobre ellas.

Países vecinos y hermanos han avanzado en ello: Venezuela con la Ley Orgánica identifica  plenamente la Violencia Obstétrica en el Articulo 51 como:

"Se considerarán actos constitutivos de violencia obstétrica los ejecutados por el personal de salud, consistentes en: No atender oportuna y eficazmente las emergencias obstétricas. Obligar a la mujer a parir en posición supina y con las piernas levantadas, existiendo los medios necesarios para la realización del parto vertical. Obstaculizar el apego precoz del niño o niña con su madre sin causa médica justificada, negándole la posibilidad de cargarlo o cargarla y amamantarlo o amamantarla inmediatamente al nacer. Alterar el proceso natural del parto de bajo riesgo, mediante el uso de técnicas de aceleración, sin obtener el consentimiento voluntario, expreso e informado de la mujer. Practicar el parto por vía de cesárea, existiendo condiciones para el parto natural, sin obtener el consentimiento voluntario, expreso e informado de la mujer".

Argentina lo logró! y bueno, en Colombia debemos unirnos y seguir luchando por ello. En el momento actual está en debate el PROYECTO DE LEY 021. Una puerta para el ejercicio de los Derechos de progenitores, la Maternidad Digna y un Parto Humanizado.

Además recuerda que aunque pocas si existen en nuestro país algunas alternativas que pueden hacer de tu sueño de parto natural una realidad en este segundo momento mágico solamente tuyo!

En el Oriente Colombiano aún solo somos Voz, pero es nuestra Visión ser ese espacio respetado y humanizado para mujeres como tu. Una casa de partos, un ambiente familiar, cálido y respetuoso... Nosotros seguimos soñando y trabajando para alcanzar ese sueño.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por acompañarnos, contigo el camino se hace más claro.

¡Pequeñas Acciones, Grandes Re-evoluciones!

TUS COMENTARIOS Y DONACIONES ANIMAN Y APOYAN NUESTROS PASOS

SIEMBRA CON NOSOTROS! HAZ CLICK EN LA FOTO Y ENCUENTRA TU MANERA.

SIEMBRA CON NOSOTROS! HAZ CLICK EN LA FOTO Y ENCUENTRA TU MANERA.
GRACIAS POR APOYAR NUESTRO CAMINAR.

ARTICULOS PROTEGIDOS

Licencia Creative Commons Cada artículo de este blog es autoría de la FUNDACION CAMINO CLARO y se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported. Puede reproducirlos citando a la Fundación Camino Claro como fuente. Algunas de las imagenes son halladas en Google. Si alguna de ellas vulnera algún derecho de autor, favor comunicarlo y asi será retirada Inmediatamente. Los comentarios promocionales, triviales o irrespetuosos serán borrados de este blog.