lunes, 19 de noviembre de 2012

LAS ROSAS HABLAN DE SUS ESPINAS (Historia 2)

Con el fin de visibilizar y contribuir en esta Revolución de las Rosas que  pone palabras al silencio. 
 
 
Creamos en éste blog la etiqueta LAS ROSAS HABLAN DE SUS ESPINAS para compartir historias de parto que nos llegan en el correo electrónico de nuestra fundación fundcaminoclaro@yahoo.com.co,  para ello hemos cambiado los nombres a solicitud,  protegiendo la identidad de sus protagonistas.
 
Recordamos que existe también el espacio para contar tu experiencia en la página del MOVIMIENTO OXITOCINA TU EXPERIENCIA donde ya muchas mujeres han digitado sus propias experiencias durante este importante momento de la sexualidad femenina.  A continuación, nuestra segunda historia:

 


LAS ROSAS HABLAN DE SUS ESPINAS (Historia 2)
 
Es mi testimonio de vida...
 
" A mis 22 años quede embarazada de mi primer hijo fue algo inesperado pero recibido con mucho amor por mi familia.
 
Desde que quede embarazada sabía que quería tener un parto natural pues como solía decir quería que mi hija naciera el día que ella decidiera.
 
Mi ginecóloga,  una prestigiosa médica de la ciudad me atendía de forma particular,  es decir no era por EPS ni Prepagada pues depositaba toda mi confianza en ella y quería hacerlo todo tan bien que no me importaba gastar mi dinero en sus citas.
 
Mi embarazo fue normal, excelente diría yo, pues mi bebe venía sana y en posición perfecta para parto natural. En las últimas semanas mi ginecóloga me dijo que la probable fecha de parto era en epoca de carnavales, se me olvidaba decir que vivo en Barranquilla.
 
Desde ese momento me dijo que era mejor que me hiciera una cesárea. Yo le dije que no, ya que quería que fuera algo natural. Y en esa posición estuve por un mes, sin embargo en la última semana me llamó a decirme que era peligroso que dejara hasta último momento pues en carnavales las calles se volvían intransitables y que era irresponsable de mi parte hacerlo, ya que si me daban los dolores en la madrugada, podría  no alcanzar a llegar a la clínica, ni ella tampoco. La ginecóloga inisitió que me practicara una cesarea, ya que era la mejor opcion o que si no ella me daba la opción de si lo quería natural de inducirme el parto un dia antes de carnaval para hacerlo todo con calma.
 
Fue tanta mi preocupación de que todas las cosas que ella me decía pasaran que me aterre tanto y le dije que induciríamos el parto;  en tan ignorancia la mía de querer que fuera "natural" sabiendo que al hacerlo estaría prácticamente imponiéndole a mi bebe que naciera en una fecha que no era la de ella.
 
El 11 de febrero me remitió a la Clínica la Asunción, la mejor clínica de Barranquilla a las 3:00 a.m. para que me preparan para la inducción. Ella, la ginecóloga llego a las 12 del medio día y yo todavía no estaba lista.
 
Pero ella tenía mucho afán porque ese día se iba para Cartagena a recibir a sus suegros. Fue ahí donde me di cuenta que su preocupación no era que los dolores de parto me dieran en pleno carnaval sino que ella no iba a estar en la ciudad y por supuesto no iba a perder el negocio de mi parto que sería pago partícular y en dinero en efectivo.
 
A las 2:45 p.m. como no dilataba lo suficiente me programo una cesárea y a esa hora nació mi hija .....

Es muy triste cuando pasan están cosas porque sientes que pasaron una línea muy importante de tu vida y que no tuvieron en cuenta tu posición, ni tu creencia. 
 
Y más triste saber que fuiste engañada porque así me sentí. Fue la ginecóloga de mi mama y la mía. Desde niña confiaba plenamente en ella pero es el momento y siento que ya no puedo volver a su consultorio porque defraudo mi confianza.
 
Para ella es normal las cesáreas,  es más me decía que era mejor pues ella tuvo sus 3 hijos por cesárea y nada ha pasado.  Pero me pregunto: ¿donde queda tus desiciones? ¿Cómo puedes confiar en médicos que han vuelto la salud un negocio?
 
Es muy triste esta situación siento que no me perdono lo que paso, que me deje embaucar y que nunca podré sentir lo que es un parto natural. Es un cargo de conciencia que llevo por dejarme manipular y no permanecer por encima de todo, en mi desicion.

Bueno, esta historia la quería contar se que como están habrán escuchado muchas más. Pero es un respiro que uno le da el poder ayudar a otras madres ingenuas como yo.

Les brindo toda mi colaboración desde Barranquilla y espero que sigan ayudando y promoviendo partos naturales, crianza con amor. Apoyo 100% amamantar pues soy madre joven y di a mi hija leche materna exclusiva durante sus 6 meses. Ahora tiene 9 meses y sigo dándole leche materna es decir es la única leche que toma.
 
Es una niña sana y a pesar de eso su pediatra me dice que si no la hubiese amamantado sufriría de alergias como su papa. Ojalá todas las madres entendieran la importancia de esta y olvidarán todas esas creencias como por ejemplo, que la leche materna no los llena, etc. Bueno, muchas gracias...
 
Atentamente, Kathia desde Barranquilla "

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por acompañarnos, contigo el camino se hace más claro.

¡Pequeñas Acciones, Grandes Re-evoluciones!

TUS COMENTARIOS Y DONACIONES ANIMAN Y APOYAN NUESTROS PASOS

SIEMBRA CON NOSOTROS! HAZ CLICK EN LA FOTO Y ENCUENTRA TU MANERA.

SIEMBRA CON NOSOTROS! HAZ CLICK EN LA FOTO Y ENCUENTRA TU MANERA.
GRACIAS POR APOYAR NUESTRO CAMINAR.

ARTICULOS PROTEGIDOS

Licencia Creative Commons Cada artículo de este blog es autoría de la FUNDACION CAMINO CLARO y se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported. Puede reproducirlos citando a la Fundación Camino Claro como fuente. Algunas de las imagenes son halladas en Google. Si alguna de ellas vulnera algún derecho de autor, favor comunicarlo y asi será retirada Inmediatamente. Los comentarios promocionales, triviales o irrespetuosos serán borrados de este blog.